MEJORANDO EL RENDIMIENTO ATLÉTICO CON 🍹🍊🍊

 

El consumo diario de frutas cítricas durante el entrenamiento deportivo puede reducir la fatiga muscular, como lo demuestran las concentraciones más bajas de lactato en sangre.

Fatiga muscular

La sensación de ardor durante el ejercicio intenso puede estar relacionada con la acumulación de ácido láctico en
nuestros músculos, lo que nos obliga a parar. Pero eso es diferente al dolor muscular de aparición tardía que ocurre en los días posteriores a un episodio de actividad física extrema.

Ahora, si entrenamos, podemos aumentar la cantidad de vasos sanguíneos en nuestros músculos y eliminar el lactato más rápido.

Por ejemplo, si tomas a algunas mujeres sedentarias con sobrepeso y las inicias en un programa de entrenamiento aeróbico de correr y caminar, al final de los tres meses, sus niveles de lactato durante el ejercicio disminuirán un 17%.

Pero aquellos en el mismo programa que bebieron dos tazas de zumo de naranja al día disminuyeron sus niveles en un 27%. Hicieron el mismo programa de ejercicios, pero el grupo de cítricos experimentó “una disminución significativa en la concentración de lactato en sangre”— significando “una mejora en el rendimiento físico, con menos fatiga muscular.”

Además, debido a que el zumo de naranja se puede absorber rápidamente, el atleta hardcore puede recuperarse más rápido para su competencia o volver al entrenamiento más rápido que sus compañeros.